Créeme Brûlée

Servido exclusivamente en los mejores establecimientos del mundo, Créeme Brûlée significa crema quemada, esto es, una crema cuajada en baño maría en el horno, después se cubre con azúcar y se gratina, el resultado es un postre clásico francés delicioso. Si quiere que el caramelo quede suave, puede gratinar este postre con dos horas de anticipación.

(Rinde para 4 porciones)

Ingredientes

125 gr. de azúcar
6 yemas de huevo
3/4 l. de crema para batir caliente
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 pizca de sal

Preparación

  1. Mezcle con un batidor de globo el azúcar con las yemas de huevo hasta obtener una consistencia cremosa.
  2. Gradualmente incorpore la crema para batir caliente, el extracto de vainilla y la pizca de sal.
  3. Cuele la mezcla para no dejar grumos de yema cocida.
  4. Ponga la crema en moldes de cristal o de cerámica y arregle todos éstos dentro de un refractario.
  5. Llene con agua caliente hasta que llegue a la mitad de los moldes (por fuera) y meta al horno caliente a 180°C alrededor de 25 minutos o hasta que la crema quede firme.
  6. Deje enfriar y refrigere.
  7. Para terminar, agregue un poco de azúcar a las cremas y meta a gratinar, puede utilizar un soplete de cocina para este fin, el azúcar formará una capa dura de caramelo.
  8. Si la deja reposar mas de dos horas en refrigeración, ésta se hace blanda, dependiendo de sus gustos.