Pizza Italiana

La pizza es un alimento que los soldados americanos trajeron a América después de la Segunda Guerra Mundial. Su textura y combinaciones han cambiado tanto desde entonces que ahora es considerada como una de las comidas rápidas americanas de mayor éxito en todo el mundo. Si no quiere preparar la masa en casa, puede acudir a su panadería favorita y comprar un poco de masa de pan blanco que da buen resultado.

(Rinde para 4 porciones)

Ingredientes

Para la masa

3/4 taza de agua tibia (alrededor de 38°C)
30 gramos de levadura fresca u 11 gramos de levadura seca
1 cucharada de azúcar
2 y 1/4 tazas de harina
1 y 1/2 cucharaditas de sal
1 y 1/2 cucharadas de aceite de oliva
3 cucharadas de queso Parmesano rallado (opcional)

Para lo demás

1 lata de salsa de tomate para pizza
350 gramos de queso Mozzarela rallado
1 cucharada de aceitunas rebanadas
100 gramos de Pastrami o de su carne fría favorita

Preparación

  1. El secreto de la masa es prepararla un día antes para que los sabores de la masa se desarrollen y quede una costra crujiente.
  2. Se revuelve el agua tibia con la levadura y el azúcar en un plato hondo.
  3. Mientras tanto, se cierne el harina con la sal en un bowl grande o en el recipiente de la batidora.
  4. Se combina el harina con la mezcla anterior y se amasa durante 10 minutos para que el gluten del trigo salga poco a poco.
  5. Si hace falta, se puede agregar un poco de agua tibia.
  6. Al final del amasado se agrega el aceite de oliva y el queso parmesano rallado (opcional).
  7. Se deja subir la masa en un lugar tibio alrededor de una hora cubriendo ésta con una bolsa de plástico previamente engrasada.
  8. Cuando haya subido, se “poncha” es decir, se amasa de nuevo para que se desinfle, se cubre nuevamente en plástico y se deja en refrigeración un día. Esto hará que la costra quede crujiente por debajo y suave en las orillas.
  9. Para preparar la pizza, se precalienta el horno a 250°C.
  10. Se coloca una charola para hornear o una piedra para hornear pizzas dentro del horno para que esté muy caliente. Esto hace que la masa forme una costra crujiente.
  11. Aparte, se ponen todos los ingredientes en la mesa y se extiende la masa con un rodillo tratando de que quede delgada, dependiendo del gusto.
  12. Para darle el toque final, es muy importante pasar la masa de una mano a la otra para que vaya quedando delgada y del tamaño de la charola para hornear.
  13. Una vez extendida la masa, se perfora toda la superficie de la pizza para que no infle durante el horneado.
  14. Se agrega un poco de salsa italiana, las aceitunas y las carnes frías.
  15. Se cubre con el queso rallado y se mete al horno hasta que la orilla de la pizza dore un poco.
  16. En este momento se corta a lo largo para dividirla y se sirve.