Capricornio

 

Capricornio

El Signo del Macho Cabrío

Los que nacen bajo el signo de Capricornio son tranquilos, reflexivos, reservados, serios, económicos, prudentes, cautos, buenos razonadores, resueltamente prácticos y ambiciosos de riquezas y posición. Son diplomáticos y prontos para percibir y utilizar en su provecho las debilidades de los demás. Así como la cabra trepa la montaña valiéndose de cualquier infructuosidad para sentar el pie, estos individuos se encumbran de sus ambiciones asiéndose de cuanta oportunidad, grande o pequeña, pueden alcanzar para impulsarse. Deprecatoriamente se inclinan ante la autoridad reinante, buscando por diversos y variados medios ganarse su buena voluntad, para compartir con ella el poder, a la manera que la cabra dobla las rodillas y discurre muchos medios habilidosos para coger las hojas entre las escarpadas rocas de sus montañosas apacentadoras.

Estos individuos son pacientes y persistentes y por sus esfuerzos concentrados y la habilidad de sus maniobras se abren paso y llegan a su meta, así sea también por rodeos salvo que se le atraviesen obstáculos insuperables.

Capricornio rige las rodillas, se le expresa en el firmamento como cabra. Para figurarlo en la escritura se empleó una línea torcida y tortuosa, lo primero para dar la idea de los cuernos en espiral de la cabra, y lo segundo para significar los vericuetos por donde las cabras y muchas personas llegan a la cima de la ambición material.

 

Mitología de Capricornus

En la mitología es el dios Pan, cuya madre fue Amaltea, la fabulosa cabra que amamantó a Zeus cuando era un infante.

Chronos (Saturno) engendró a Pan en Amaltea. El niño salió cubierto de pelo con cuernos de chivo, cola y cascos. Su madre al verlo gritó espantada y huyó con horror. Mercurio (Hermes) entonces llevó al infante al Olimpo para que divirtiera a los dioses y parece que Pan jugó su papel a la perfección.

Según otra leyenda, Pan, al huir del terrible gigante tifón, se precipitó en el mar y emergió de él en parte cabra y en parte pez.

La palabra Pan en griego significa "todo" porque, según una versión, el nacimiento de Pan alegró a todos los dioses. Pan tenía una gran potencia sexual y perseguía tanto a las mujeres como a los muchachos y, si no, se satisfacía a solas en caso de no encontrar compañía amorosa. Era brutal y, por ello, su aparición producía en las mujeres y en los hombres en miedo "pánico".

A Pan, de apariencia monstruosa, le gustaba el frescor de las forestas y dormía sus siestas al lado de las aguas limpias y frescas. También fue el inventor de la Siringa y, con el tiempo, vino a ser para el neoplatonismo el símbolo de la energía universal y la fertilidad, así como el dios total y universal.

 

Dignidades y Debilidades

Saturno es regente del signo del Macho Cabrío y le asigna en su vertiente blanca la voluntad, la capacidad para estudios prolongados y la soberbia; y, por otro lado, en su faceta disonante, le hace llegar la usura, la mezquindad y la malicia.

La Luna se exilia en este signo y le atribuye, en su lado beneficioso, la responsabilidad en el hogar y el sentimiento maduro; y, como contrapartida, en su lado obscuro, le da la frialdad en el hogar, la timidez y la represión del sentimiento.

Marte se exalta en el Macho Cabrío y le proporciona en su sentido beneficioso la energía para la consecución de los fines materiales y el vigor en el trabajo; y, en cambio, en su aspecto maléfico, le surte de frialdad en el medio laboral y agresividad en la lucha por las ambiciones.

Júpiter cae en este signo y le proporciona, en su vertiente armónica, el interés por proyectarse socialmente y la progresiva expansión material; y, en su cara inarmónica, le da falta de generosidad y la ausencia de sociabilidad.

 

Psicología Profunda

Por ser el signo de tierra de la siembra (cardinal), inspira a la acción y la meta claramente definida, con el sentido de cumplimiento de un deber, superando cualquier obstáculo que oponga la resistencia de la materia. Dejar incumplida esta misión suscita remordimientos de conciencia.

El lema es no hacer nada a medias. Y de ahí surge la característica esencial del Macho Cabrío: la tenacidad y la consecución de una meta previamente propuesta sin dejar lugar el cansancio. Este sentido de tener que realizar el hecho lleva a cierta inflexibilidad.

Para estas personas lo importante no es que su voluntad personal se imponga, sino el que la obra sea llevada a cabo.

Es el perfecto sentido del deber, ante el cual ha de retroceder todo lo demás.

El hombre del Macho Cabrío no hace concesiones interiores, pero sí concesiones y compromisos exteriores que diplomáticamente posibilitan la realización de sus propósitos.

El toma, ponderando sus propias fuerzas, los rodeos que entre todos los caminos sean más cortos y, a la vez, más seguros.

Tiene astucia en la vida práctica y una inteligencia diplomática, que es el arte de alcanzar por rodeos, tarde o temprano, aquello que para él es la misión más importante a cumplir en el mundo. Esta tenacidad elástica le confiere una resistencia en la lucha por la vida no superada por ningún otro signo. Esa flexibilidad y dureza no sólo la usa en el enfrentamiento contra los obstáculos exteriores sino, también, contra las resistencias internas como los estados de ánimo, caprichos, etc., tan importantes para el sujeto de agua y que, el signo del Macho Cabrío, esconde reprimiendo el momento sentimental. Los sentimientos han de quedar en la esfera de lo privado pues a nadie le importan, piensa él, ocultándolos a voluntad como estilo propio de vida.

Al menos externamente, la persona del Macho Cabrío es fría y pobre emocionalmente, pues no quiere verse alejada de sus supuestos motivos principales. El signo quiere alcanzar las cosas por sus personales medios, bajo su propia responsabilidad y, luego, agradecerlo todo a él mismo. Se autoestima y quiere ser estimado por su eficacia, procurando ampliar su esfera de actividad cada vez más.

Es un conductor responsable de las empresas que ha puesto en funcionamiento y gusta de tener varias personas relacionadas con su puesto de dirigente, pero más bien él es el que se pone al servicio de esa empresa, pues no escatima esfuerzos personales. Por ello, este hombre del Macho Cabrío tiene tendencia a ocuparse de alguna actividad pública o gubernamental siendo, en casos relevantes, estadista, político o diplomático.

El ve la vida como una profesión y se siente un patriarca en el ámbito de su actividad. Tiene siempre la responsabilidad de obrar y esto crea en su temperamento una grave seriedad. Si se equivoca el hacer algo, de inmediato procura corregirlo sin sentido de arrepentimiento y no anda imaginando lo bien que lo podía haber realizado.

En la anatomía, el Macho Cabrío se corresponde a la rodilla, aquella parte del cuerpo a la que están adheridos los músculos que doblan y estiran la pierna en el acto de subir una montaña, por ejemplo. Es la zona del cuerpo humano que hace mayor esfuerzo en una ascensión.

Este movimiento se puede usar para subir pisando a los demás o para llevar arriba limpiamente la propia carga e, incluso, ayudar en ello a los otros.

En la antigua Roma, a la entrada del solsticio de invierno (llegada del Sol al Macho Cabrío el 22 de diciembre), se celebraba la fiesta de las saturnales. Saturno, Chronos, dios de la siembra y regente del Macho Cabrío, dio el nombre al festejo. En éste se liberaba a los esclavos y se les convertía simbólicamente en señores, sentándose en la mesa del banquete y siendo servidos por sus propios señores.

En el tipo poco desarrollado del Macho Cabrío, los actos son mezquinos y egoistas. Subordina tanto lo sentimental a lo práctico que, de ser insensible, pasa a convertirse en indiferente. Es frío en su familia y calculador en su profesión. Necesita valorarse con una actividad incesante, siendo en el fondo un miserable esclavo de sí mismo.

 

Motivaciones

Es el signo que establece las normas, la organización material y la conducción ante un proyecto práctico o, lo que es lo mismo, el Macho Cabrío da el profesionalismo en sentido amplio. Es el proyectista de lo material, que concibe y forja el plan, lo delinea y lo prepara.

Hay un gran número de personas que pierden el sentido de su ego y se identifican hasta tal punto con los objetos materiales que se ven en relación con los demás de acuerdo a las propiedades que poseen. Por todo ello, las personas del Macho Cabrío pueden basar su autoridad en el escalón profesional o material que ocupan.

Los seres del Macho Cabrío son unos imaginativos del plano material pues, en sus cabezas, circundan teorías e hipótesis de organización continuamente. Este signo en el elemento material, por ser cardinal, representa el comienzo, la iniciación, el principio y el origen. Sus intereses pueden estar dirigidos hacia la ciencia, pero siempre para ejercer dominio sobre la naturaleza y someterla a su provecho. Este signo es la fuerza que hace desenvolver la economía allí donde el materialismo está más fuerte. El progreso y la competencia económicos están bajo su influencia.

El Macho Cabrío, en síntesis, hace comprender las leyes que gobiernan la materia, desentrampándolas, aclarándolas y explicándolas.

 

Conductas Primordiales

Los capricornianos son eficaces para lograr sus metas, que son el prestigio y el estatus profesional, así como la seguridad económica.

La experiencia y el pasar de los años les da seguridad. Son muy trabajadores, ahorradores y concretos, siendo su psicología, sin duda alguna, la del ejecutivo. Como las cabras, escalan y ascienden con facilidad, estudiando los caminos más seguros. Piensan en la vejez, en el futuro y en el porvenir. Son maduros sentimentalmente y disciplinados.

 

Significado Cíclico en la Naturaleza

Representa en la naturaleza a la desnudez, el encogimiento, el silencio invernal y su severidad. Para muchas plantas es la época de los surcos de la siembra, cuyos frutos se esperan a largo plazo.

La fuerza del Macho Cabrío es impersonal, fría, retraída y concentrada, pudiendo tender tanto hacia el materialismo absurdo como a la liberación de lo terrestre.

La lentitud es su tónica, igual que la paciencia, perseverancia, ponderación, meditación, pesimismo, soledad, melancolía, etc. La tendencia es disciplinada, sobria, firme, densa y de dominio sobre el carácter.

El tipo material capricorniano es ambicioso y áspero, pretendiendo alcanzar poder, dominio y elevación socioeconómica tras una larga, silenciosa, obstinada, calculadora y lucida premeditación. La habilidad diplomática y ejecutiva, como también la dureza y sangre fría, configuran la personalidad de muchos hombres de negocios.

El ser del Macho Cabrío intelectual se caracteriza por su sobriedad, profundidad y raciocinio, interesándose por las ciencias exactas, o bien las ciencias históricas y antropológicas. De cualquier manera, los juegos o actividades que requieren gran concentración mental siempre son de su agrado: ajedrez, juegos numéricos, crucigramas, etc.

El tipo espiritual trata de desapegarse de la materia mediante la humildad y el trabajo intenso.

El destino del Macho Cabrío por lo general es de un progresivo ascenso en posición, salud, etc., según pasan los años, pues las inhibiciones y debilidades tempranas han de ser superadas poco a poco. Este fortalecimiento se realiza de forma lenta pero segura, llegando a veces a puestos de importancia.

 

Psicología Superficial

En ocasiones, su vitalidad es baja pero, según pasan los años, su cuerpo se fortalece. Son en su interior bastante retraídos, pero en sus relaciones con los demás son diplomáticos, prácticos y ejecutivos, hasta a veces demasiado suspicaces. Les cuesta olvidar las ofensas, pero en sus relaciones íntimas son muy constantes. Esperan con ansiedad y calladamente que sus servicios y trabajos sean reconocidos.

En ocasiones, los capricornianos tienen cierta aversión al matrimonio. La tendencia general es de propensión a tener pocos hijos.

Suelen ser desconfiados y disimulan sus proyectos por temor a que, desvelando sus planes, otras personas los hagan fracasar.

No les gustan los riesgos. Se imponen sacrificios y privaciones para alcanzar sus metas, por duras que sean.

Su temor a los obstáculos o al fracaso les puede volver rencorosos, sin escrúpulos y fríos como el hielo. La avaricia y el egoísmo se aúnan a lo anterior. Buscan responsabilidades importantes y es frecuente que se dediquen a la política. El signo simboliza el repliegue sobre sí mismo.

Es difícil conocer a las personas muy influenciadas por el Macho Cabrío, pues rara vez manifiestan sus pensamientos y emociones.

Es posible que el signo sea avaro, desconfiado y astuto. Sus acciones a veces se manifiestan sólo en asuntos rutinarios, debido a la falta de imaginación y la oposición a las innovaciones.

Su actividad es lenta, constante, reflexiva, regular y practica, por lo que tiene un tipo de mente que le hace triunfar en las esferas en las que se necesita paciencia y método. No es un signo que proporcione un camino fácil, sino más bien una elevación social lenta y trabajosa.

Debe también desarrollar un poco más los reflejos y la rapidez de acción.

Por su demasiada introversión, el signo da tendencia a que la expresión de los sentimientos sea dificultosa y demasiado grave, por lo que preferiría los amores serios y estables.

Esto último, claro es, cuando el signo está emitiendo sus vibraciones beneficiosas.

La misantropía y el amor a la soledad caracterizan a la vibración capricorniana como, por el otro lado, la honradez y la economía.

Las tradiciones, la vejez y la meditación son otras analogías de este signo.

Es la porción zodiacal de la ascesis, el silencio y las invernales soledades pero, también, de una ambición andante.

No es infrecuente que tenga una madurez mayor que la que corresponde a su edad y es raro que cese de luchar por prosperar. Es cauteloso y le disgusta moverse donde no está seguro de pisar tierra firme. Tiene un considerable autocontrol y le gusta la soledad.

A veces es deprimido y ve solo el aspecto negro de los problemas. En sentido disonante, proporciona estrechez mental, mezquindad, avaricia, inflexibilidad, envidia e infelicidad.

 

Características Mentales

La inteligencia es indiferente a aquello que no es objetivo.

La ambición mueve las facultades mentales y otras veces lo hace la erudición. Hay cualidades de crítica y observación, a la vez que constancia y solidez en el pensamiento.

Puede dar dogmatismo y cierto conservadurismo, pero estos defectos son sobrepasados a menudo por sus virtudes: lógica, raciocinio, profundidad y una enorme concentración.

 

Características Sentimentales

La expresión sensible a veces es dificultosa pero, cuando se consigue, este signo da relaciones maduras y de larga duración. Resuelve los problemas sentimentales por lo sano o dominando el sentimentalismo. Parece que el ascetismo lo soporta mejor. Hay sentido del deber y de la dedicación como, también, falta de naturalidad.

Puede haber demasiada dedicación a la profesión en detrimento de la relación de pareja. A veces, el Macho Cabrío deja para bastante tarde su propia felicidad sentimental.

En el aspecto sexual, puede haber tanto una excesiva represión como racionalización equilibrada del sentimiento por los cauces del sentido común.

 

Descripción de su Físico

Cuerpo angular y huesudo, de estatura mediana; tórax alargado y estrecho, piernas flacas, pies y manos largos, nariz larga y fina; boca ancha con labios finos y firmes; mentón enérgico y estrecho; frente grande; cabello escaso; marcha y gestos lentos, con aire de severidad.

 

Descripción de su Psiquis

Características armónicas: asiduo, "ambicioso impersonal", voluntarioso, económico, reservado, templado sentimentalmente, controlador del sentimentalismo, amante de momentos de soledad, reposado, serio, constante y maduro en sus afectos, pendiente, paciente e interiorizado.

Características inarmónicas: frío, egoísta, receloso, avaro, descontento, melancólico, pesimista, astuto, inhumano, emocionalmente inhibido, taciturno, poco comunicativo, inexorable, resentido, irreconciliable, tímido, premeditador para hacer el mal, mezquino y represor de sus emociones.

 

Descripción de su Mente

Características inarmónicas: inteligente, práctico, listo para la acción concreta, defensor integral de sus propios intereses, deductivo, reflexivo, memoriador, analítico y abstracto, conservador, cauto, con sentido matemático, ajedrecista, profundo, replegado en sí mismo, más justo que bueno, sabio, experimentado, maduro, responsable, laborioso, consciente de su deber, diplomático y resistente en el trabajo duro.

Características inarmónicas: se aprovecha y abusa de las debilidades de otros para sus propios asuntos, rigorista, cerebral, ejecutivo, autoritario, implacable, mezquino, envidioso, avaro, utilizador, codicioso, materialista, dogmático, intransigente, político, rígido en sus principios y perseguidor sin fin del éxito profesional.

 

Profesiones Afines

Albañil, mineros, matemáticos, políticos, burócratas, funcionarios de la administración, anticuarios, historiadores, paleontólogos, físicos, barrenderos, ejecutivos de empresas, economistas, contables, cajeros, prestamistas, etc.

 

Línea de Desarrollo Espiritual

Resistencia, templanza, respeto, orden material, deber, ambición social y profesional, prudencia, etc.

 

Explicación Esotérica Complementaria

Pasamos a enumerar por parejas las cualidades opuestas del signo del Macho Cabrío: tenacidad en el trabajo o profesionalismo frío, rigor intelectual o escepticismo materialista, sentimiento maduro o frialdad sentimental, autocontrol equilibrado o autorrepresión exagerada, responsabilidad o persecución mezquina de intereses egoístas, disciplina y orden o inflexibilidad, afán de archivar datos históricos o coleccionismo de datos fríos, control de la imaginación o falta de sensibilidad, practicismo y realismo o usura material, respeto y sabiduría o métodos malignos para conseguir fines poco loables, afán de escalar en profesionalidad y servicio o ambición material desmedida, dotes de ejecutivo consciente o dotes de ejecutor inconsciente, soledad reflexiva y trascendental o soledad misántropa, carácter sereno y grave o personalidad antipática y oscura, mente matemática o mente calculadora y egoísta, naturaleza respetable o esencia de maldad, etc.

 

Esencia Espiritual

El signo del Macho Cabrío organiza la materia y carga con las responsabilidades que el uso de éstas proporciona. No escatima en esfuerzo, tiempo o sacrificio para hacer de guía silencioso en la lucha contra la resistencia y el razonamiento que oponen las estructuras de los objetos terrestres.

Esta batalla la desencadena con sus propias manos a través del trabajo concreto o, muchas veces, por medio de su lógica ordenada y concentrada, con un pensamiento paciente y escrutador que abre los secretos de las dimensiones físicas espacio-temporales. Si es necesario sortea los obstáculos con tacto y diplomacia pero, su voluntad, firme e inquebrantable, no deja de empujar al ser entero hacia la meta marcada.

Los sentimientos son serios, maduros, respetuosos y profundos, como corresponde a este "viejo en experiencia" que es el Macho Cabrío.

El sentido de lo real ameritado por esfuerzos propios lleva a una calma sabiduría que redunda en espiritualidad ascética, meditativa y reflexiva.

 

Extracto Animal

Esa usura externa lleva al Macho Cabrío inferior a volverse desconfiado, maligno, adorador del dinero, mezquino de conceptos, ruin en el actuar, insensible a lo bello o sentimental y político en los intereses creados.

Las ambiciosas metas profesionales o económicas se tornan obsesivas y toda la vida se clava en el madero de lo provechoso, lo rentable y lo útil. Los fines para llegar a ellas son lo de menos: dar palos a diestra y siniestra, arrastrarse en una adulación interesada a los que están por encima, desatender a la familia, ser un enemigo secreto y envidioso de los que le superan, etc.

La avaricia excesiva le lleva a morir como un pordiosero abandonado por todos y aferrándose al cofre de monedas escondido debajo de su cama.

 

Escenas y Ambientes

Bajo la influencia vibratoria del signo del Macho Cabrío se encuentran las escenas y ambientes usureros, de amores duraderos, sentimentales fríos, de solterones, de matrimonios por dinero, de enfermedades graves, de muertes, de trabajos intensos, de trabajos infames, pobres materialmente, de lucha por una posición social, eruditos, ascéticos, disciplinados, serios, de ejecutivos, de burócratas, exitosos profesionalmente, fracasados profesionalmente, ahorrativos, etc.

 

Palabra Clave

 

YO USO

Simboliza el sentido de la practicidad y el realismo o, por lo contrario, el abuso de personas y cosas para conseguir fines materiales.