Virgo

 

Virgo

El Signo de la Virgen

Los individuos de virgo son pensativos, serios, contemplativos, modestos, ingeniosos, cuidadosos cautos, y diligentes. Con frecuencia llegan a ser eruditos y científicos, depositarios del saber, aptos para asimilarse la experiencia de manera apropiada para rendir rica cosecha de conocimientos. Siempre están así prontos para sugerir mejoras en los métodos ya existentes. Para los antiguos masones el cuerpo humano es la matriz del universo, del que, después de su periodo de gestación, a costa de las fatigas de la muerte, el hijo de dios, nace al mundo espiritual. Para ellos la muerte no era más que la liberación del alma de la envoltura aprisionadora de la materia; el paso de la oscuridad a la luz. Este es el misterio de la inmaculada concepción; el hombre, como matriz de Isis, se impregna del espíritu santo para desarrollar en sí la conciencia del Cristo.

Cuando se verifica esta mística unificación puede en verdad decir; "el padre y yo somos uno". En el firmamento se representa esta idea en forma de una doncella espigada, inmaculada y pura. Tiene en las manos dos espigas de trigo, simbolizando la cosecha de amor y sabiduría que constituye la misión del alma que está en gestación en la forma humana. Esta recolección expresa bien la función selectiva de los intestinos, que están regidos por virgo, y también los poderes de discernimiento de los individuos de virgo. Jeroglíficamente se, expresó con una gavilla de trigo.

 

Mitología de Virgo

La diosa Astrea es virgo que, junto a la constelación que representa el sacrificio de la reina Berenice (coma Berenices o la cabellera de Berenice), da las mejores cualidades al signo.

Astrea o Iustitia, hija de Zeus y Temis, vivió entre los mortales durante la segunda regencia de Cronos o Saturno.

Viendo que la maldad se extendía entre los hombres, se retiró del mundo junto a su hermana el pudor y se convirtió en constelación con el nombre de virgo.

 

Dignidades y Debilidades

Mercurio es regente nocturno del signo de la Virgen, al cual le da las notas benéficas del intelecto crítico-analítico y la adaptabilidad; y, por otro lado, le aporta la envidia, el criticismo y el escepticismo.

Neptuno se exilia en la Virgen y le proporciona, en su vertiente armónica, cierta sensibilidad al arte y a lo místico; y, en cambio, en su vertiente desequiLibrada le transmite la superstición y la ignorancia en temas espirituales.

Júpiter se exilia en la Virgen y le da, en su tónica benéfica, la generosidad en el servicio y el optimismo; y, en su cara disonante, le hace llevar una falsa fachada de la personalidad, el jolgorio desmedido y la superficialidad.

Venus cae en la Virgen y le transmite, en su lado benéfico, el amor en el servicio y la afabilidad sentimental y, en su faceta inarmónica, le asigna frialdad afectiva y demasiado análisis en la relación amorosa.

 

Psicología Profunda

Este signo, dentro del campo material y concreto, pone su atención en el fruto del trabajo tratando de, con el menor esfuerzo posible, llegar al mayor efecto útil. Es el racionalizador y el planificador del trabajo, no sólo en lo físico sino también en lo mental y moral. Se hace imprescindible adoptar un plan de trabajo antes de realizar cualquier acto. Precaución, previsión, inteligencia practica y gran sentido de lo que puede serle útil o perjudicial, es lo que comunica la radiación virginiana. Da la orientación metódica y práctica del principio de economía.

La Virgen en la anatomía se relaciona con el intestino y la función digestiva, cuya misión es descomponer los alimentos en sustancias más útiles y desechar las inútiles.

Así mismo, el hombre virginiano se comporta respecto al entorno de igual modo que el intestino, pues él tiene un fino sentido que le avisa de cualquier cosa que pudiera perturbar su economía interna. Por este mismo motivo, el hombre y la mujer de la Virgen rechazan lo impuro y confuso. Ellos investigan todos los fenómenos para ver si les son o no asimilables, lo que les da una actitud de previsión extrema. También deriva de ello una preocupación minuciosa y escrupulosa de su cuerpo físico. Como cosa muy importante, en lo afectivo, esta tendencia higiénica es un sentido especial de la simpatía y la antipatía, así como de las afinidades hacia los demás, que el virginiano siente con intensidad.

En lo mental, los de la Virgen tienen algo así como una despensa mental, pero solamente abastecida por los conocimientos que no contrarían su forma de ver las cosas.

Ellos son también unos higiénicos mentales.

En lo moral, el signo se fija en si las cosas causan o no perjuicio, vislumbrando en todo momento sus intereses personales. Luego establece un compromiso con los demás en el que las cargas se reparten proporcionalmente, siendo su idea de sociedad perfecta aquella en que el provecho de cada cual sea a la vez útil para todos y, el perjuicio de cada uno, sea también perjuicio para todos los demás. Esto conforma un egoísmo "bien entendido".

El intestino en el hombre superior de la Virgen no sólo cuida de sí sino de todo el cuerpo, es decir, de la humanidad entera. La función de la digestión tiene una misión alquímica, pues transforma las substancias ajenas al cuerpo en otras que forman parte del organismo.

Con esta analogía entendemos que el hombre virginiano superior se desarrolla con el servicio a los demás, pero sin descuidar nunca su propio autoperfeccionamiento y estando siempre ligado a la realidad concreta del mundo terrestre. El se sirve a sí mismo sirviendo a los demás.

La doncella con las espigas del símbolo de la Virgen tiene dos vertientes, una más profana que es la segadora y recolectora del cereal; y, la otra, que ofrece humildemente la espiga símbolo del servicio como ofrenda, tras haber transmutado su yo egoísta. Como contrapartida, el virginiano poco desarrollado es un esclavo de lo útil y conveniente; es escéptico, extremadamente precavido, egoísta y criticón. Se escuda en una pedantería florida, en sistemas, estadísticas, clasificaciones y una supuesta lógica infalible.

 

Motivaciones

La Virgen, en el plano terrestre, hace que todo acto material tenga un fruto y que cumpla su función. Esta fuerza señala el motivo, el móvil y el posterior empleo, siendo algo así como una intermediaria que hace posible el intercambio en las relaciones materiales. Todo se ve aquí desde la perspectiva de la práctica y el beneficio. La Virgen representa la inteligencia y la comunicación en lo material. Este concepto de inteligencia hace que las cosas se hagan con una dirección y un fin claros y no de forma tonta o sin sentido.

La Virgen es juicio, verificación, criterio, regla, sistema, análisis y concreción. Su fuerza se extiende a todos los instrumentos, personas o cosas que, actuando de intermediarios, facilitan la solución de problemas en el orden material: viajantes, comisionistas, corredores, empleados mercantiles y, en general, todos los intermediarios de la compra-venta. Los seres virginianos son hábiles, sacan provecho a las circunstancias, tratan de emplear el menor esfuerzo y se especializan.

 

Conductas Primordiales

Los virginianos analizan todo de una manera metódica y tienen tendencia a ser serviciales. Acumulan conocimientos teóricos que luego se manifestarán en el plano terrestre. Buscan la limpieza, tanto física como anímica, por lo que son perfeccionistas, detallistas, meticulosos y hasta hipocondríacos. Se suelen preocupar por lo que comen, sobre todo si se ven enfermos. Pueden ser grandes eruditos o muy buenos críticos, pues tienen una mente disciplinada.

 

Significado Cíclico en la Naturaleza

Representa en la naturaleza a la espiga madura, así como su cosecha y selección. En la mente humana simboliza la razón y la lógica, la agudeza y la asimilación. El sentido común predomina y adquiere un fin práctico para comerciar con la materia a través de intercambios reglamentados. Se establecen para ello clasificaciones y distinciones de los productos comerciales junto a una racionalización del trabajo.

Su naturaleza es nerviosa, flexible, refinada y con tendencia a la selección y discriminación social. Antes de actuar todo pasa por su cernidera, el orden y la disciplina. Los virginianos tienen un afán de perfeccionamiento intelectual y a veces moral que les lleva a la pedantería. Sienten angustia por lo desconocido y se apoyan en la sensatez de su juicio.

Son realistas, pudorosos, sobrios, económicos, desapegados, laboriosos, detallistas y reglamentarios. En sentido armonioso son personas honestas, serias, aplicadas, metódicas, respetables y puras pero, en su faceta inferior son analíticos, desordenados, dubitativos, fríos, escépticos y mojigatos. En su vida tienden a no tener demasiados fracasos por la prudencia que les caracteriza, pero los resultados son más bien mediocres. Para ellos cuenta mucho el ser útil, el gusto por servir y la entrega al trabajo u oficio. Los administradores que hacen reinar el trabajo, el orden y la disciplina en una empresa son puramente virginianos.

 

Psicología Superficial

Son rápidos mentalmente pero, a veces, de mentalidad estrecha.

Tienen buenas amistades, a las cuales suelen tratar bien. Su naturaleza es adquisitiva y buscan siempre medios para mejorar social y económicamente. Suelen buscar y encontrar el ascenso laboriosamente. Gustan del estudio de la ciencia, sobre todo la química, la dietética y la higiene.

A veces son materialistas, personalistas, escépticos, envidiosos y egoístas. Entonces son fríos y dominantes.

Su destino es la discriminación.

Dos de sus defectos son la minucia y el ser puntillosos. Si el signo es desafortunado sentimentalmente, es debido a que razona demasiado buscando el perfeccionismo.

Hay cierta introversión y una gran cultura, adquirida mediante el almacenamiento de pequeños hechos reales, sistematizados por las vías clásicas del análisis. Existen ansias de conocimiento y la erudición les lleva a la seguridad. A veces hay inquietud por querer ajustar la vida cotidiana a demasiada medida, perfección, etc. Eso sí, el signo hace ser habilidoso y adecuado para la comprobación y la verificación objetiva. No cree en algo sin hechos concretos y se tranquiliza cuando aplica a estos sus procedimientos de medida.

Da minuciosidad y ordenamiento más o menos estricto en las cosas pequeñas: puntualidad, pequeños ahorros, etc.

Sus acciones son controladas y mesuradas, sintiéndose incómodo cuando hay demasiada libertad sin unos marcos fijos de comportamiento a los que atenerse.

Las emociones se someten a lo real y lo visible por lo que, a veces, hay ineptitud para el amor y la fe. Hay capacidad de examen, de disciplina y su consabida crítica a los demás. Las tareas son realizadas con finura y abnegación, siendo capaces de sacar provecho del mundo material gracias a su ingeniosidad, inteligencia analítica y capacidad de observación de detalles.

Tiene lucidez mental pero cierto pesimismo por su frío realismo.

 

Características Mentales

La inteligencia expresa la necesidad de escudriñar detalles y, luego, rehacer y clasificar las partes. Instintivamente, el signo hace rechazar las especulaciones mentales, salvo que éstas se hagan paso a paso y con una cadena lógica y razonada, en la cual las premisas estén bien fundamentadas.

Cuando el signo no es erudito o intelectual desarrolla un oficio practico.

 

Características Sentimentales

Los sentimientos son a veces reprimidos y, en ocasiones, hay mojigatería o pudor. Es importante que el compañero o compañera sea a la vez un buen colaborador. Normalmente no hay flechazo, sino que para la relación se necesita tiempo. Hay necesidad de comunicación y de repartir las cargas de cada uno con el otro para una mejor ayuda.

El egoísmo que con frecuencia domina al signo hace que la relación se haga fría, interesada e intransigente.

 

Descripción de su Físico

Cuerpo de estatura mediana y bien conformado; miembros bien proporcionados; frente marcada y alta; ojos almendrados; nariz recta; boca pequeña y labios cerrados; cabello lacio obscuro y tendencia a la calvicie prematura; andar vivaz y enérgico.

 

Descripción de su Psiquis

Características armónicas: adaptable, tranquilo, discreto, lleno de esperanza, bondadoso, humano, servidor, modesto, doméstico, asequible, amable y reservado.

Características inarmónicas: desasosegado, criticón, egoísta, comodón, inseguro, mezquino, exigente, frío, superficial en sus sentimientos, quisquilloso y aprensivo a las enfermedades.

 

Descripción de su Mente

Características armónicas: discriminativo, analítico, minucioso, razonador, metódico, con buena memoria y sentido común, intelectual, mentalmente bien organizado, con cualidades para el fino discernimiento y el análisis exacto, ordenado, económico y lógico.

Características inarmónicas: carente de iniciativa, cerebralizador de sus sensaciones y sentimientos, sarcástico, intrigante, materialista, escéptico, individualista, analítico, desordenado mentalmente y de temperamento únicamente teórico, que descuida el dar ejemplo.

 

Profesiones Afines

Científicos, estadísticos, químicos, médicos, comerciantes, secretarios, contables, funcionarios, empleados de oficina, relojeros, analistas, empleados de laboratorio, artesanos, economistas, etc.

 

Línea de Desarrollo Espiritual

Asimilación, discernimiento, selección, necesidad de servir, autorregulación basada en un análisis crítico de los resultados de las acciones, autocrítica, autoperfeccionamiento, sistematicidad, etc.

 

Explicación Esotérica complementaria

En el signo de la Virgen los conceptos de orden, lógica, limpieza y método son fundamentales. El orden puede ser realmente aplicado a la vida propia o exigido con intransigencia a los demás sin dar ejemplo de ello y, el raciocinio y el sentido común, se pueden tornar en una búsqueda sin fin de detalles para ocultar la falta de limpieza en las propias características de personalidad.

En fin, pasemos a los pares de cualidades opuestas: el servicio o la tacañería intelectualizada; la eficiencia personal o la eficiencia en criticar los defectos de los demás; la racionalización del trabajo o la racionalización para no trabajar; el amor de cargas compartidas o la repartición de cargas al amado; el ojo clínico en la búsqueda de soluciones concretas o el ojo cínico que sólo mira que no le perjudiquen; la adaptabilidad amistosa o la división del círculo de conocidos en simpatías y antipatías; el racionalismo lógico o el intelecto mezquino, escéptico y egoísta; el éxito laboral e intelectual o la falta de propia iniciativa; el compañerismo en el trabajo o la envidia a los que suben más; la pureza y selección de pensamientos o la mente mercantilista y material, etc.

 

Esencia Espiritual

El signo de la Virgen hace que los frutos de la materia terrestre sean abundantes y de calidad, para que así, presten un servicio eficaz. Estos se hacen racionalizando el trabajo para conseguirlos y repartiendo las cargas para obtenerlos. El signo de la Virgen en su tono vibratorio superior toma sin contemplaciones el trabajo que le corresponde y lo lleva cuidadosamente a buen fin. Y, es más, es capaz de prestar servicio a los otros dándoles los métodos y técnicas necesarias para que su labor se alivie: lógica, orden, disciplina, clasificaciones, etc.

Internamente, el signo es disciplinado, autocrítico y honesto, acompañando su agudo sentido crítico de los demás con la fuerza de su propio ejemplo y no con una envidia insidiosa. El razonamiento puro que le caracteriza escruta cómo mover las fuerzas materiales para fines humanistas sintiendo, a la vez, un profundo respeto hacia las leyes de la naturaleza.

 

Extracto Animal

El signo se vuelve mezquino, criticón, envidioso, egoísta, desordenado, pedante, intelectual y materialista escéptico. En el amor es frío y cerebralizador, por lo cual se vuelve mojigato, o bien, o un tirano sentimental que guía su comportamiento por la ley de la oferta y la demanda.

La envidia le penetra cada uno de sus cabellos pero no es capaz de abandonar las mezquindades que no le permiten triunfar. Prefiere callar cobardemente su usura y las antipatías que le corroen, para esperar el momento calculado en que pueda dañar con su hiriente crítica destructiva y sus artimañas con el dinero.

 

Escenas y Ambientes

Los ambientes relacionados cósmicamente con el signo de la Virgen son críticos, laborales eficaces, laborales, problemáticos, de subordinación laboral eficaz, de subordinación laboral disciplinaria excesiva, de enfermedades leves, serviciales desinteresados, comerciales honrados, comerciantes engañosos, sentimentalmente fríos y cerebralistas, sentimentalmente sinceros y serviciales, de trabajos importantes, de trabajos humildes, de paro laboral, con animales domésticos, de mezquindad material, de ahorro económico, de erudición analítica intelectual, de estudios teóricos con aplicación práctica, de memorización y análisis de datos sin sentido, de trabajos en oficinas o en laboratorios analíticos, etc.

 

Palabras Clave

 

YO ANALIZO

Representa la facultad para discriminar los detalles y, como contrapartida, el criticismo puntilloso.

YO SIRVO

Significa el afán de llegar a la humildad mediante el trabajo desinteresado.