Anatomía

Anatomía de los Senos

Los senos tanto del hombre como de la mujer están formados por una glándula de secreción externa (exócrina) parecida a un racimo de uvas, siendo el tallo de los racimos una red de canales galactóforos que llegan hasta el pezón. Alrededor de las uvas, tenemos la glándula y entre ellas, un tejido adiposo que funciona como aislante y amortiguador, y que varía dependiendo de cada individuo.

Alrededor de la glándula tenemos nervios, arterias, venas, tejidos linfáticos y tejido conjuntivo. En los senos no hay músculos, lo único que los sostienen son los pectorales, ligado a ellos por medio de ligamentos suspensores.

En la punta de la mama se encuentra el pezón, y alrededor de éste se encuentra la zona pigmentada (de color más oscuro) llamada areola. En ésta hay glándulas muy pequeñas llamadas Tubérculos de Montgomery. Estos tubérculos son en realidad una especie de pequeños pezones, tanto estructural como funcionalmente. La forma y el color del pezón varían de mujer a mujer.

Durante el embarazo, el color de la areola y el tamaño de los pezones se modifican. La areola se expande y oscurece, y en ocasiones, no vuelve exactamente a su forma original.