Adolescencia

Cuando aparece la pubertad, el hipotálamo da lugar al desarrollo de los pechos al liberar hormonas que provocan su crecimiento. Primeramente crecen sólo los pezones, sin tejido glandular ni coloración de las areolas; después de alrededor de un año se empieza a producir el tejido glandular y la pigmentación de la areola. Después de estos procesos viene la menstruación y con ella el completo desarrollo del busto.

Entre los 11 y 15 años se sufren otras transformaciones además del crecimiento del busto como: aumento en la estatura, se pigmentan mucho más los pezones, aparece el vello púbico, se ensanchan las caderas, cambia el tipo de piel y aparece la menstruación.