Relación con Sobrepeso

Si se tiene un peso excesivo durante la adolescencia se puede obstaculizar el crecimiento de la glándula. Además, mucha grasa dificulta la lactancia. Si hay sobrepeso excesivo en el cuerpo, los senos tienden a hacerse flácidos, debido a que la piel es más débil en esta zona que en otras partes del cuerpo. 

También el bajar de peso de manera súbita y repentina perjudica, ya que la grasa se adelgaza sin darle tiempo a la piel de recuperar su elasticidad y tono de manera gradual, haciéndolos flácidos y pudiendo causar también estrías.

Para evitar esto, no haga dietas extremas y al adelgazar ejercítese. Lo ideal para mantener un buen busto es tratar de estar siempre en el peso ideal sin aumentar ni disminuir de peso rápidamente, sino controlando los alimentos.