Masajes

Se debe realizar diariamente el masaje, no directamente al pecho (ya que es delicado) sino a los músculos circundantes. El masaje estimula la circulación sanguínea y por lo tanto nos brinda una mejor irrigación y salud.

Tórax
Desde la pelvis vamos subiendo la mano presionando moderadamente hasta llegar a la parte baja del busto, ya sea del lado derecho o izquierdo, pero que sea de los dos lados el mismo número de veces.

 

Pectorales
Con los pulgares yendo cada uno en dirección contraria al otro, masajeamos abajo de la clavícula y arriba de dónde comienza el pecho. Alternamos los movimientos, es decir pulgar derecho hacia la izquierda e izquierdo hacia la derecha y luego el izquierdo hacia la izquierda y el derecho hacia la derecha.

 

Circulación
Ponemos los brazos un poco más arriba de los hombros dejando caer las manos sobre los pectorales, luego con los dedos hacemos movimientos de "pasitos" por todos los pectorales, sintiendo la relajación y un agradable calor.