Cejas

Cejas

Las cejas tienen como función proteger a nuestros ojos de la luz solar, pero también nos sirven para ayudar a enmarcar nuestros ojos y para sacar el mayor provecho de esto es necesario que nuestras cejas siempre estén bien arregladas.

Lo primero que debemos hacer es darles forma, a veces, para lograr un buen efecto es necesario depilarlas. Lo más recomendable es sólo eliminar el vello que está demás, conservando la forma natural de las cejas, pero en ocasiones las cejas son muy pobladas y hay necesidad de trabajar mucho sobre ellas.

La mejor forma de depilarlas es con una pinza especial para esto, ya que con ello lograrás tener un gran control sobre la forma que quieres darles. Si realmente no sabes como hacerlo es mejor que acudas con un estilista que te ayude a determinar que forma debes darle a tus cejas.

La idea es formar un arco con tus cejas de modo que esto ayude a que tus ojos se vean más grandes, la mejor manera de conseguir esto es trazando una línea vertical imaginaria desde la parte exterior del iris del ojo hacia arriba hasta llegar a la ceja, marcando este punto como el centro del arco y partir de ahí y hacia la parte exterior del ojo comenzar a eliminar el vello sobrante, sin alterar la forma natural de la ceja, solo mejorándola. Para saber donde debe iniciar la ceja, traza una línea vertical imaginaria desde el comienzo del ojo (junto a la nariz) hacia arriba y para saber en donde termina traza una línea ligeramente inclinada, con referencia al ala de la nariz y al rabillo del ojo.

Si tus cejas no son muy abundantes o bien son muy claras puedes utilizar un lápiz delineador especial para cejas de un color similar al de las tuyas para dar la sensación de abundancia, siempre siguiendo la premisa de que debe verse lo más natural posible y sin exageraciones. Aplícalo con pequeños movimientos imitando los vellos de las cejas, sin rebasar el tamaño natural de las mismas.

Si el delineador te parece demasiado obvio, puedes utilizar en su lugar una sombra de un tono similar al de tu cabello y aplicarlo sobre la ceja con un aplicador de esponja en forma de punta.

Para que tus cejas siempre se vean bien te recomendamos que las peines con un cepillo especial, pero si no lo tienes un cepillo de dientes puede funcionar muy bien, si tus cejas son rebeldes puedes aplicar al cepillo un poco de gel para que al peinarlas, éstas no se muevan de su lugar, o bien puedes usar mascara transparente y peinarlas con ella para que queden fijas y naturales todo el día.

Si tu piel es delicada, te recomendamos que te depiles por la noche, para que de esta manera tu piel descanse y por la mañana ya no esté enrojecida.