Vello en el Rostro

Vello en el Rostro

La piel del rostro es más delgada y delicada que la del resto del cuerpo, pero no por eso se libra de tener vello no deseado en ciertas zonas. Para eliminarlo tenemos varias alternativas la depilación y la decoloración.

Tu cara es muy delicada, por lo que debes tener especial cuidado al depilarla. Siempre utiliza productos especiales para la cara, no intentes depilarte con productos para el cuerpo, porque pueden irritarte. Para depilarte el rostro te recomendamos ceras y cremas depiladoras.

Si te decides por la decoloración, te recomendamos que adquieras un paquete especial para el rostro, para evitar irritación o aparición de urticaria, sigue las instrucciones del fabricante para su preparación.

Las zonas más problemáticas de la cara son el bigote y el "duraznito" de las mejillas.

Bigote: es muy recomendable la cera, ya sea fría o caliente, y si el vello es muy escaso unas pinzas serán suficientes. Antes de la depilación limpia bien la zona con agua y jabón neutro, si es cera caliente ten cuidado de no quemarte o te quedará rojo e irritado, aplica una crema humectante después de la depilación.


Duraznito: Lo más recomendable es la decoloración con cremas especiales, ya que la cera aunque duradera, hace que los vellos se entierren y pueden provocar granitos. Si decides depilarte esta zona ve a una estética con un experto para evitar que se entierren. Si decides decolorarte, prueba el químico en una zona pequeña de tu piel para probar si eres alérgica o no y evitar desastres.

Adicionalmente a los métodos de depilación que hemos mencionado, ya existen los métodos de depilación permanente, que son más costosos, pero muy efectivos.

Si vas a tomar el sol es preferible que te depiles uno o dos días antes, ya que si lo haces el mismo día se te puede manchar la piel de la zona.

Electrólisis: consiste en quemar el folículo piloso del vello por medio de una aguja que se introduce en cada poro. Este es un método no muy caro, pero es lento, ya que no se pueden abarcar grandes zonas.

Láser: consiste en pasar un rayo láser por grandes zonas, que inhiben el folículo piloso y evitan el crecimiento posterior del vello, se requieren varias sesiones (alrededor de 3 en cada zona) y es muy costoso.