Limpieza del Rostro

Limpieza

Limpiadores

Piel Seca: se recomiendan los limpiadores en crema o aquellos geles o espumas especiales para este tipo de piel.

Piel Sensible: se recomiendan los mismos que para la piel seca, pero que sean libres de fragancias.

Piel Normal: geles o espumas especiales para este tipo de piel, leches o limpiadores que contengan aceites.

Pieles Mixtas y Grasas: geles o espumas especiales para este tipo de piel o aquellos solubles en agua.
Durante el día la piel de manera natural acumula grasa, sudor y células muertas, adicionalmente a esto, nosotros le agregamos partículas de maquillaje y el ambiente se encarga de depositar en ella, polvo e impurezas de diversa índole derivadas de la contaminación ambiental ¿te imaginas cómo termina el día?

Todo lo anterior provoca que los poros de la piel se tapen, se genere en ellos una acumulación anormal de grasa y es entonces cuando surgen los indeseados granitos y las desagradables espinillas.

Para evitar lo anterior, nuestros expertos recomiendan que limpies tu cara dos veces al día, por la mañana y por la noche antes de dormir.

Limpiar tu cara por la mañana ayudará a eliminar la grasa que la piel produce de manera normal durante la noche y a remover las células muertas que en ella se encuentren. Muchas mujeres aprovechamos la hora del baño para llevar a cabo esta acción. Por la noche la limpieza es aún más importante, ya que con ella eliminarás el maquillaje y las impurezas acumuladas en el rostro durante el día. Una vez que termine tu día, convierte la limpieza de tu cara en un ritual relajante, nunca lo veas como una desagradable rutina.

La mejor manera de limpiar tu rostro es eligiendo un limpiador adecuado para tu tipo de piel y que además se ajuste a tus gustos personales. Es importante que nunca uses agua y jabón, la alcalinidad de éste destruye la capa protectora natural de la piel y puede provocar desde resequedad hasta irritación.

Desmaquillantes de Ojos
Elige uno adecuado para el tipo de máscara (rimel) que usas. Si usas rimel a base de agua puedes utilizar geles o tónicos a base de agua, si tu máscara es a prueba de agua o de aceite (waterproof) debes elegir un tónico a base de aceite.

No es recomendable el uso de aceites de bebé para retirar el maquillaje de los ojos, ni del resto del rostro, ya que éstos son aceites minerales y con el tiempo provocan que los poros de la piel se tapen y se produzca la aparición de granitos, espinillas o perrillas en los ojos. Adicionalmente algunos expertos afirman que esto acentúa las líneas de expresión convirtiéndolas rápidamente en las temibles arrugas.
Los limpiadores deben aplicarse uniformemente por el rostro y dejarlos actuar durante unos segundos para permitir que se remuevan las impurezas. Se debe retirar con agua o con un algodón húmedo. Algunas marcas recomiendan retirar los limpiadores con lociones refrescantes o tónicos especiales para cada tipo de piel.

Si utilizas un limpiador en gel o en espuma aplícalo sobre el rostro húmedo y ayudándote con un cepillo especial para el rostro, realiza un ligero masaje, ésto te ayudará a eliminar las impurezas y las células muertas y estarás realizando en un solo paso la limpieza y la exfoliación.

Es recomendable que los ojos sean desmaquillados con limpiadores especiales para este fin, ya que son más suaves y evitan la irritación, además debes elegir uno que se ajuste al tipo de mascara (rimel) que usas.