Tipos de Sombras

Tipos de Sombras

Polvo: pueden ser compactos o sueltos, se aplican con un pincel o con una esponjita seca, se recomiendan para cualquier tipo de piel y son la más fáciles de trabajar.

Cremas o Creyones: su textura es cremosa, se aplican con el dedo o directamente del lápiz, son recomendables para cualquier tipo de piel, se trabajan con un poco de dificultad al difuminarlas y en ocasiones se corren con mayor facilidad.

Aplicación

Utiliza una sombra oscura cerca de las pestañas, en seguida usa una sombra más clara del mismo tono en el pliegue del ojo y una muy clara debajo de las cejas, esto te ayudará a dar la sensación de que el tamaño de tus ojos aumenta y se verán con más vida.

Ojos Juntos
Aplica los colores claros en los extremos internos, junto a la nariz, y los colores oscuros en la parte externa de los párpados.
Ojos Separados
Aplica los colores oscuros en la parte interior del párpado, pegado a la nariz, los colores medios en la parte exterior del párpado y los claros en la parte superior pegado a las cejas para dar luz.
Ojos Redondos
Usa la sombra de tono medio en la parte central del párpado, el oscuro en la parte exterior y no uses delineador en el párpado inferior.
Ojos Caídos
Aplica el color medio en la mitad interior del ojo, pegado a la nariz, el tono oscuro en la mitad exterior de adentro hacia fuera y de abajo hacia arriba, para levantar y el tono claro pegado a la ceja para dar luz.
Ojos Saltones
Aplica el color oscuro pegado a las pestañas, el color claro en el pliegue del ojo y el medio en la parte superior.
Ojos Pequeños
No uses colores muy oscuros, aplica la sombra en las partes exteriores de los párpados.

 

Usa sombras de buena calidad para evitar reacciones alérgicas.

Usa pinceles limpios para evitar que tus sombras se contaminen.

Mantén afilados tus creyones.