Granitos

GranitosLa espalda y los hombros tienen una gran cantidad de glándulas sebáceas, por lo que es normal que de vez en cuando aparezcan granitos o manchas en la zona.

Es importante que cuides esta zona igual que el resto del cuerpo.

Lávala con un cepillo o estropajo para eliminar el exceso de grasa.

Si te ejercitas periódicamente Trata de bañarte inmediatamente después de que termines, pues el sudor puede ser una causa de los granitos.

Si vas a ir a una reunión y se te verá la espalda, cubre los granitos con corrector no graso, y dale un toquecito con una esponja de maquillaje para fijar el corrector.