Depilación

Depilación

La depilación es un tormento, pero es necesario para todas las mujeres de cualquier edad. Desde la pubertad el vello del cuerpo comienza a crecer en zonas no deseadas y desgraciadamente lo debemos retirar. Existen varios métodos como la depilación con cera, los aparatos eléctricos, el rastrillo o las cremas depilatorias, cada método tiene sus ventajas y sus desventajas, se debe tener en cuenta que parte es más sensible y qué método es mejor para cada zona. Aquí te van unos consejos prácticos:

Rastrillo
Sin duda el rastrillo es el método más rápido de depilación, sin embargo éste tiene ciertas desventajas, los resultados permanecen por muy poco tiempo y su uso constante fortalece la raíz del vello haciéndolo cada vez más grueso.
Si utilizas mucho este método lo más probable es que llegue un momento en que la raíz del vello sea tan gruesa que aún rasurándote, en el poro se alcanzará a notar un pequeño punto oscuro (igual que la barba de los hombres), por lo que lo recomendamos recurrir a él sólo en emergencias y para uso ocasional.
Este método se puede utilizar en las piernas y en las axilas, pero no te lo recomendamos para el área del bikini, ya que irrita muchísimo la piel hasta el grado de causar comezón y de provocar la aparición de pequeños granitos. Al momento de que el vello comienza a salir la comezón se incrementa y la duración de su efecto es muy breve (1 a 3 días).
Si te decides por este método para eliminar el vello de tus piernas, debes deslizar el rastrillo en el sentido que crecen los vellos, de preferencia mientras te bañas y aplicando alguna espuma para rasurar o en su defecto espuma de jabón. No es recomendable el uso del jabón ya que provoca que la piel se reseque o se irrite.
Las axilas se pueden rasurar hacia cualquier sentido, pero también en la regadera para que los poros se abran y lo rasures más al ras. El rastrillo debe estar siempre bien afilado para no irritarte.

 

Cremas
Si eres reticente al dolor puedes utilizar cremas depilatorias que debilitan el vello y su efecto permanece alrededor de tres días. Estas cremas pueden aplicarse sin temor en las piernas y las axilas, pero debes tener mucho cuidado al aplicarlas en la zona del bikini, ya que ésta es muy delicada y se puede irritar con facilidad, adicionalmente que debes extremar precauciones para que la crema depiladora por ningún motivo toque tus genitales y cause algún tipo de irritación. Este método es fácil y rápido y actualmente puedes conseguir estos productos en cualquier tienda de autoservicio.

 

Cera Fría
Es una cera que se utiliza en frío, es mucho más delgada que la cera normal y más práctica porque no se necesita calentarla, sin embargo no se adhiere tanto a la piel, por lo que resulta menos efectiva y deberás pasarla varias veces por la misma zona, lo cual puede causar irritación. La cera fría por lo general viene acompañada de unas toallitas o papelitos especiales para que la remuevas inmediatamente después de la aplicación. No es reusable. Puede utilizarse sin ningún problema es todas las zonas (piernas, ingle y axilas).

 

Cera Miel
Es una cera que se utiliza caliente mucho más ligera que la cera normal y se derrite a menor temperatura por lo que evita las quemaduras, también requiere ser removida toallitas o papelitos removedores. No es reusable y es muy efectiva para piernas, ingles y axilas.

 

Cera Normal
Este tipo de cera se aplica caliente, y muchas veces hay que estar calentando entre aplicación y aplicación porque se enfría rápidamente. No utiliza toallitas removedoras por lo que se debe aplicar una capa gruesa para después pode jalarla y arrancar los vellos de raíz. Es recomendable que si eliges este método, siempre calientes la cera a baño maría para evitar que la cera te queme la piel; actualmente existen en el mercado unos calentadores especiales a base de agua, que dejan la cera con la temperatura y la consistencia ideal para su aplicación.
Con este método existe el riesgo de quemarte o dejarla secar demasiado dificultando el momento de retirar la cera. Si se enfría demasiado será muy doloroso porque habrá que quitar en pedacitos en vez de un solo jalón. Está técnica irrita mucho la piel y no quita completamente el vello por lo que unas pinzas serán necesarias al finalizar. No vuelvas a pasar cera por el mismo lugar, mucho menos si tu piel es sensible, porque se podrá irritar incluso hasta sangrar.
Las ceras, independientemente de la que elijas, deben aplicarse en el sentido del crecimiento del vello y arrancarse en sentido contrario, de esta manera obtendrás óptimos resultados.

 

Aparatos Eléctricos
Su funcionamiento es similar al de las pinzas, es un método súper efectivo, limpio y rápido. Es ideal para las piernas, pero también puede ser usado en las axilas y en el área del bikini.

 

Depilación Permanente
Actualmente han surgido varios métodos que prometen terminar con el vello para siempre, como la electrólisis que consiste en una depilación electrónica donde penetra en el poro una aguja y da toques eléctricos; con ello se quema el folículo piloso deteniendo el crecimiento. Este método se debe hacer con un especialista, requiere de varias sesiones y su costo puede llegar a ser elevado.

 

También existen otro método permanente que es el de la depilación láser, este es método reciente y requiere de varias sesiones para acabar con el vello. Es indoloro y promete eliminar el vello en más de un 90%.