Celulitis

Celulitis

La celulitis es un problema que padecemos más del 90% de las mujeres, no importando la constitución, es decir si somos delgadas o no. Actualmente es considerada como una enfermedad compleja y antiestética, se presenta en diferentes grados y en ocasiones puede llegar a ser tan grave y tan notoria que causa traumas en las mujeres a tal grado que ni siquiera se atrevan a ponerse un traje de baño en la playa.

Se puede definir a la celulitis como una acumulación irregular de toxinas y agua que se depositan bajo la piel, estas toxinas están compuestas principalmente por moléculas de azúcares pesadas y estas acumulaciones son las que hacen que la piel se vea tan irregular. Generalmente la celulitis se presenta en zonas muy específicas como son las caderas y los muslos.

Los factores que causan la celulitis son:

  • Consumo de una dieta diaria concentrada en azúcares refinados, harinas blancas (no integrales) y conservadores.
  • Contaminación ambiental
  • Predisposición genética
  • Estilo de vida sedentaria

La celulitis es muy difícil de erradicar, sin embargo se pueden llevar a cabo ciertas acciones que permitan su disminución de manera notable y significativa.

Lo primero que debemos hacer es modificar nuestra dieta; lo ideal es que un profesional de la nutrición examine cada caso y proporcione una dieta adecuada para cada persona, sin embargo en caso de que no puedas acudir a un especialista te recomendamos que trates de eliminar al máximo el consumo de azúcares refinadas, sustituyéndolas por azúcar mascabado o por miel de abeja, consume pan integral en vez de pan blanco, procura que tu alimento sea natural, no enlatado, consume fruta y verdura preferentemente cruda (bien desinfectada), la verdura cruda contiene mucha fibra que ayuda a mejorar la digestión, evita el café y el tabaco.

Una vez que te hayas decidido a cambiar tu alimentación puedes proseguir con una rutina de ejercicios aeróbicos y de fuerza que te ayuden a eliminar la desagradable celulitis y además te ayuden a mantener tu cuerpo en forma.

Otras cosas que puedes poner en práctica son los masajes, los tratamientos de rayo láser, las cremas o geles, cepillarte la piel todos los días, en fin un sinnúmero de cosas que actualmente han salido al mercado especialmente para el tratamiento de la celulitis; de las cuales existen opiniones encontradas, habiendo personas que aseguran que estos tratamientos funcionan y otras que definitivamente los consideran “tirar el dinero a la basura”. Lo cierto es que para combatir la celulitis son necesarias dos cosas fundamentales: determinación y constancia.

Una vez que logres disminuir la celulitis, no puedes aflojar el paso, porque si vuelves a tus antiguos hábitos alimenticios y sedentarios, la celulitis volverá de igual manera.

Decídete de una vez a combatir esta antiestética enfermedad y cuida tu salud.