Limpieza

Limpieza

Es muy importante mantener la piel siempre limpia para conservarla libre de impurezas y saludable. Lávala diariamente con un jabón suave (neutro de preferencia) para evitar que se reseque. Para bañarte puedes utilizar una esponja o un estropajo suave y dar masajes circulares, esto al igual que la exfoliación ya mencionada, te ayudará a eliminar las células muertas e impurezas depositadas en la piel.

El baño, además de servir para mantenernos limpias, podemos tomarlo como terapia de relajación. El agua cuando se encuentra a unos 36°C ayuda a aliviar dolores y elimina la tensión.

Si dispones de una tina, puedes agregar al agua aceites de aromaterapia, los cuales pueden ayudarte a mejorar diferentes afecciones.

También puedes utilizar diferentes tipos de sales, dependiendo de tus preferencias y necesidades.

Haz del baño un ritual de belleza y relajación.