Exfoliación

Exfoliación

Exfoliante Natural

8 cucharaditas de sal marina
4 cucharadas de aceite de ajonjolí
2 cucharaditas de jugo de limón

Mezcla los ingredientes, aplícalos sobre el cuerpo y dando un masaje vigoroso, sin lastimar la piel, y enjuaga con agua tibia.
La piel, como ya lo mencionamos anteriormente, es el órgano más grande de nuestro cuerpo y está en constante renovación, tarda aproximadamente 28 días en completar su ciclo y renovarse por completo. Al irse renovando las células muertas, éstas se van acumulando sobre las nuevas, de tal modo que dan a la piel un aspecto apagado y áspero. Para evitar que esto suceda, recomendamos exfoliar tu piel de manera regular.

La exfoliación consiste en remover todas las células muertas adheridas al tejido vivo, para dar a la piel un aspecto terso y luminoso y al mismo tiempo favorecer la circulación sanguínea.

Puedes conseguir una buena exfoliación frotando tu piel húmeda con un estropajo suave, una esponja vegetal o una manopla. Estas cosas son fáciles de conseguir en las tiendas departamentales o de auto servicio.

También existen en el mercado productos especiales para este fin, pregunta a las demostradoras de las diferentes líneas de cosméticos para que te recomienden alguna, o consulta nuestra sección de tratamientos naturales en donde encontrarás diferentes opciones.

Al exfoliar tu piel debes poner especial atención a aquellas áreas que son más propensas a resecarse como los codos, las rodillas y los pies.

Te recomendamos exfoliar la piel de tu cuerpo al menos una vez por semana.